Seguridad y Confianza en el canto

Observa la imagen de la entrada. Este es un micrónofo que espera recoger cada una de las respiraciones, susurros y demás regalos sonoros que puedas emitir con tu voz. El micrónofo, amenazante, te apunta dispuesto a disparar a discrección. Tras de él un auditorio que espera tu propuesta. Quizá no sabe que ha venido a escuchar pero tiene claro que, quien se sitúe tras él, ha de cumplir una serie de requisitos y exigencias que lo hagan merecedor/a de aquel espacio.

Acojona! no? Tranquil@. Éste podría ser un modo de interpretarlo pero yo te propongo otro distinto. El micrófono es el medio necesario para mostrar de lo que eres capaz. Tus respiraciones, susurros y demás regalos sonoros que puedas emitir son un regalo para la audiencia. Forman tanta parte de tu voz como lo es tu timbre o tu registro. Con lo que realmente quiero que nos quedemos es con esta segunda interpretación que generará seguridad y confianza en tu canto. Herramientas esenciales para llevarlo a cabo.

Recuerdo que en una pasada Clase Abierta en la Escuela de Teatro de Maltravieso hablé acerca de la confianza vocal. Sólo podríamos acercarnos a ella a partir de la más absoluta relajación. Así podremos explorar nuestra voz. Cuando inicialmente no logremos alcanzar nuestros objetivos la respuesta no es “no puedo” sino “voy a probarlo de otro modo”. Pues bien, la respiración es, sin duda, un medio que nos ayudará a lograrlo.

Es por eso que entendemos dos funciones de la respiración en el canto;

relajación_recordemos que el miedo bloquea nuestro cuerpo y con él  nuestra capacidad para el canto.

control_tomamos aire, expulsamos aire. ¿Nada más? Claro que no. Hemos de saber cómo y de que manera tomaremos ese aire y como haremos un uso de él correcto y completo. Por ejemplo, la exhalación no es un simple “escape” de aire sin más. Se trata de una salida que controlaremos apoyada por nuestro diafragma en todo momento (que deberá volver a su posición inicial tras realizar su trabajo, no menos importante).

Pero para estos propósitos existen ejercicios y rutinas que nos ayudarán primero a entender su mecánica y después a controlarla.

Seguridad y confianza. Herramientas esenciales para el canto.

Ahora propongo un ejercicio. Toma aire. No importa si lo haces diafragmática o torácicamente. Hablaré de esto en una próxima entrada. Eso sí, toma aire por la nariz. Retenlo. Sin forzarlo. Simplemente impide que salga. Al cabo de unos segundos comienza a expulsarlo por la boca. Fíjaos que no digo “déjalo salir” sino “comienza a expulsarlo” porque tienes que tener el control de esa salida. Hazlo de una manera contínua. Sin sobresaltos. Sin cambios desde el principio hasta el final.

Repite el ejercicio pero ahora, antes de expulsar el aire, imagina que tienes una vela frente a ti y que te piden que dirijas la corriente de aire hacia su llama pero sin apagarla ni que sufra el menor movimiento. Toma consciencia de esa “salida” ya que nos vemos obligados a retener la presión. Seguro que ahora, con esa idea en la cabeza, entiendemos mejor aquello de “controlar la salida de aire”.

Pruébalo y me dices!

Recuerda que el próximo 16 de Junio podemos vernos en la Masterclass que impartiré en la Escuela de Música Pilar Vizcaíno en Mérida. No importa tu experiencia, solo ven y canta! Plazas limitadas!

Más info y contacto en
924 485 274
644864561 (también Whatsapp)
info@escuelapilarvizcaino.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.